26 junio 2009

¿Cómo?

Un editor es, sobre todo, un lector que busca y trae a la luz un texto que desea señalar, apoyar y compartir. Así pues, la lectura anónima y la investigación silenciosa han sido y seguirán siendo las principales herramientas de trabajo y de edición de este proyecto. Hasta la fecha, y después de seis meses de observación (desde los últimos días de 2008, cuando comenzó a gestarse la idea), la lista de bitácoras y páginas estudiadas llega de momento a las 381 y abarca quince países: Argentina (41), Bolivia (5), Chile (21), Colombia (19), Costa Rica (6), Ecuador (7), EEUU (5), España (184), Guatemala (5), México (48), Perú (12), Puerto Rico (3), Rep. Dominicana (4), Uruguay (11) y Venezuela (6), más otras páginas de localización desconocida (4). Nos gustaría continuar ampliando el espectro y conocer también páginas de otros países latinoamericanos (Cuba, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Panamá o Paraguay) y de autores que residan en otros países de habla no hispana, desde los que publiquen sus entradas y artículos (Brasil, Unión Europea, etcétera, además de los EEUU). En los próximos meses se espera llegar a un mínimo de 700 páginas estudiadas, contando con la guía de nuestros colaboradores y la orientación de algunos críticos, profesores (universitarios y de diversos talleres) y lectores cualificados con los que seguimos contactando a día de hoy. A partir de ese material previo, vendrá la preselección de autores (entre 60 y 70: en torno a un 10 por ciento a partir de esa probable lista de 700) a los que proponerles la presentación de algún texto inédito para su posible participación en la antología, que ofrecería una selección final de entre 14 y 21 textos, aproximadamente. Es decir, que de cada cien autores de páginas estudiadas se publicarían los textos de tan sólo dos o tres.

Dos baremos que no se contemplan en esta antología para la preselección de autores y la selección final de textos son el número de visitas, comentarios y enlaces de una bitácora y la posible repercusión mediática de su autor, sobre todo si ya ha publicado en ciertas editoriales. En otras palabras, preseleccionamos páginas y autores, pero terminaremos seleccionando sólo textos, porque queremos publicar relatos de calidad, y no necesariamente a firmas reconocidas, si su cuento no está a la altura (literaria) de los demás. Ahí es donde aparece de nuevo nuestro caballo de Troya y nuestra intención de subvertir la rutina del Mercado editorial. Ésos son, del mismo modo, algunos de los motivos por los que, después de los primeros seis meses, a la hora de comenzar a hacer visible este proyecto hemos elegido (después de meditarlo durante mucho tiempo) participar en Blogger y Facebook bajo una apariencia genérica y discreta. De ese modo evitamos, como ya explicitamos en su día, que tanto por exceso como por defecto todo lo extraliterario condicione el criterio y la coherencia de la antología.

También por esa razón no enlazaremos públicamente en nuestra bitácora otras páginas, ni aceptaremos en Facebook el seguimiento público de ninguna bitácora ni mostraremos la adhesión a ningún grupo, evento o red, para evitar suspicacias en torno a posibles preferencias y afinidades. Tomamos nota de todo, eso sí, y todos los días leemos alguna página nueva, pero lo hacemos de forma prudente y reservada, porque sólo la calidad literaria ha sido, es y seguirá siendo siempre el motor y la justificación de este proyecto, que habrá de encontrar en ella (y no en las firmas) su viabilidad editorial a corto plazo y su posterior ciclo de vida.

Descrito paso a paso, el procedimiento de estudio y preselección de páginas es el siguiente:

1. El responsable del proyecto Troyanos y sus colaboradores deciden investigar una página (bitácora, revista digital, etcétera), tras realizar una búsqueda concreta, seguir los enlaces de otra página o aceptar la sugerencia de una tercera persona.

2. Después de leer con atención unas cuantas entradas o artículos de dicha página, y según nuestra humilde pero honesta valoración de su calidad literaria o del potencial de su escritura, se registra la URL (su dirección) en una base de datos y se archiva como "página desestimada", "página pendiente", "página de preceptor" o "página preseleccionada".

3. Por categorías, la URL de una "página desestimada" también se registra y se conserva para tener constancia de que ya se ha investigado; una "página pendiente" sería la que no se ha estudiado aún a fondo o de la que sólo se ha tomado nota de la dirección; como "página de preceptor" (que también puede llegar a ser, según el caso, una "página preseleccionada") se entiende la de un crítico, lector, editor, profesor, librero o autor de quien consideramos su criterio y a quien podemos pedir la recomendación o la sugerencia de lectura de otros autores y de otras páginas; finalmente, con el autor de una "página preseleccionada" se establecería contacto directo para proponerle la presentación de unos pocos textos inéditos, que se valorarían de manera detallada y profunda, según nuestro criterio literario y editorial, antes de la posible selección de uno de ellos para la antología.

Así pues, son los responsables del proyecto quienes de manera activa buscan, leen y valoran un trabajo y quienes contactarán con los autores preseleccionados. No se trabaja en sentido inverso (el tradicional: la recepción pasiva de originales) para evitar, entre otras cosas, una más que probable avalancha de textos con la que no podríamos lidiar y con la que sería difícil garantizar un trabajo paciente, serio y de calidad.

Sin embargo, y aunque nuestra elección del método de trabajo sea la expuesta (equivocada o acertada, es la que vamos a mantener), estamos abiertos a sugerencias, comentarios y recomendaciones, ya que a pesar de nuestra dedicación, es evidente que no podemos abarcar por nosotros mismos todo lo que se publica en la red y es posible que alguna propuesta interesante nos esté pasando desapercibida. Así pues, además de lo expuesto, existen tres formas de colaborar y participar en esta fase del proyecto:

1. Sugiriendo o recomendando (vía correo electrónico, mensaje en Facebook o comentario en esta página) la dirección de una bitácora literaria (o de obra gráfica, para las cubiertas), revista digital o página colectiva para que el responsable y los colaboradores del proyecto la estudien. Pueden "postularse" los propios autores o, mejor aún, pueden ser los lectores (o críticos no contactados todavía) quienes propongan la revisión del trabajo de terceros. En ambos casos, especialmente en el de los autores, agradeceríamos que nos indicaran algunas entradas concretas dentro de la página a valorar, las que el autor (o el lector) considere más acertadas o representativas.

2. Enviando un breve mensaje de correo electrónico a nuestra dirección de contacto (no la reproducimos en este texto para evitar en lo posible el spam indiscriminado, pero figura en la información de nuestros perfiles en Blogger y Facebook) o un mensaje privado vía Facebook, con alguna propuesta concreta (una dirección URL, una colaboración, una idea específica, un contacto, etcétera). Nuestra bandeja de entrada está abierta a escritores, lectores, libreros, artistas gráficos, profesores, críticos, periodistas, entidades culturales y, por supuesto, a todos aquellos editores que puedan estar interesados en nuestro proyecto y con los que todavía no hayamos establecido contacto (a día de hoy, tres editoriales independientes españolas ya han mostrado su buena predisposición inicial a considerar el proyecto Troyanos, aunque no hay nada definitivo y seguimos trabajando para encontrar la mejor opción).
En cualquier caso, queremos dejar claro desde el principio que no aceptaremos ni valoraremos el envío por correo electrónico de originales de texto o de obra gráfica que no hayan sido solicitados previamente.

3. Como ya se ha explicado, el responsable y los colaboradores del proyecto no mostrarán de manera pública ni enlaces, ni adhesiones a grupos, a eventos o a redes (respecto a Facebook, recomendamos que no se invite a eventos a nuestro perfil ni se le etiquete en notas, por lo ya comentado), ni por supuesto se revelarán identidades ni direcciones concretas de páginas estudiadas, para evitar toda influencia extraliteraria (se hace necesario insistir en ello, dada la inercia general en el mundo literario hispano a la endogamia, a la personalización y a la desconfianza, y vistas ya algunas desafortunadas reacciones, aisladas, sí, pero que no hacen otra cosa que confirmar estas sospechas), y garantizar así la integridad, la coherencia y la mayor objetividad posible en la preselección de autores y la selección final de textos. Este proyecto se ha de sostener por sí mismo, por la idea, por el trabajo, y no por los nombres propios que puedan estar relacionados con él. Sin embargo (esperamos que todo el mundo sepa comprender los motivos y las circunstancias), y aunque no es nuestro propósito, sí aceptaremos y agradeceremos que otras personas difundan esta iniciativa en sus páginas, que enlacen nuestra dirección de Blogger en sus bitácoras o que se sumen a nuestro grupo de contactos en el perfil de Facebook, si todo eso ayuda tanto a que nosotros conozcamos otras páginas como a que otros autores, lectores y editores conozcan y participen en nuestro proyecto. Como la labor de investigación la estamos realizando por nuestros propios medios, no perseguimos ese tipo de difusión, porque no sacaremos de todo ello otra cosa que horas y más horas de trabajo añadido, pero siempre que sea bienintencionada la aceptaremos y la agradeceremos porque creemos que ampliar el campo de visión de la antología redundará en beneficio de la calidad de sus textos y de la solidez de todo el proyecto.


Próxima entrada para el sábado, día 27: ¿Dónde?

1 comentario:

Isabel Romana dijo...

Quedo impresionada al ver la gran cantidad de trabajo que estáis haciendo y lo meditado y planificado que está. Enhorabuena. Eso me hace pensar que el resultado será muy estimable. Saludos cordiales.